Paradigma de la Riqueza


Una vez, un padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un viaje por el campo con el firme propósito de que éste viera cuán pobre era la gente de campo. Pensó que así comprendería el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron por espacio de un día y una noche en una granja con una familia campesina muy humilde.

Al concluir el viaje, mientras regresaban a casa, el padre le preguntó a su hijo: -¿Qué te pareció el viaje? ¡¡Muy bonito Papá…!!

-¿Viste qué tan pobre y necesitada puede ser la gente?

– ¡¡Si…!!

-¿Y qué aprendiste…?

-Vi que nosotros tenemos un perro en casa y ellos tienen cuatro.

-Que nosotros tenemos una piscina de 25 metros, pero ellos tienen un riachuelo que no tiene fin.

-Que nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio para alumbrar la noche, pero que ellos tienen las estrellas.

-Que nuestro patio llega hasta el borde de la casa, pero el de ellos tiene horizonte.

-Especialmente papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia, mientras que a ti y a mamá, como siempre están trabajando, casi nunca tienen tiempo para mí y apenas los veo.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo… y su hijo agregó:

¡¡Gracias Papá por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser…!!

Anuncios

Publicado el 30 octubre, 2008 en Estados de la mente y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. LA RIQUEZA ESTA EN LAS PEQUEÑAS COSAS . LÁSTIMA QUE NOS ENTERAMOS TARDE.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: